dieta para perder peso en una semana

Como puedes perder medio kilo en una semana

dieta para perder peso en una semana¿Por qué medio kilo en una semana? Por que de esta manera el metabolismo se acostumbrará y se mantendrá en el peso ideal, sin exponer seriamente la salud con un sube y baja. Con un gran sobrepeso, digamos que pesaras más de 100 kilos, puedes aspirar hasta un kilo o kilo y medio por semana. Si pierdes mucho más de medio kilo pierdes también líquidos y músculos, te vuelves flácida, y se trata de perder grasa pero no tono muscular.

Lo primero que tienes que hacer es hacerte el firme propósito y motivarte, determinando primero que nada, para qué quieres bajar de peso, escribirlo y ponerlo en un lugar donde lo veas con frecuencia. Crea un plan de acción y aparta media hora diaria para el ejercicio (podrías restársela al tiempo que navegas en Internet, ves televisión, hablas por teléfono o juegas con tu móvil). Pon mensajes motivadores por toda la casa y llévalos en tu bolsa o mochila.

Come más fruta y verdura, así como fibra. Básicamente se trata de reducir el número de calorías. Por ejemplo en lugar de una hamburguesa puedes preferir un emparedado de atún o uno de queso panela con jamón de pavo y agregar verduras, un poco de mayonesa y mostaza. Leche descremada en lugar de leche entera. Quesos fresco y panela, ya que otros pueden contener mucha grasa. No abuses de la sal y condimenta tus comidas con ajo, pimienta, orégano, laurel.

En lugar de refrescos consume bebidas light o jugos de fruta, que pueden ser endulzados con sustitutos de azúcar. Toma agua y té verde con frecuencia, frío o caliente. Si tienes ganas de comer algo dulce se puede comer gelatina light, un chocolate sin calorías o unas cuantas pasas. Si se tiene ansiedad por comer cualquier cosa puede ser ensalada o verdura fresca con limón, o un poco de frutos secos.

Come cada 3 o 4 horas, es mejor para bajar de peso cinco comidas más o menos ligeras al día que tres pesadas. Aunque las principales son el desayuno, comida y cena a media mañana y media tarde puedes comer tentempiés saludables como puede ser un sándwich, fruta, yogurt, jugos naturales.

También reduce las cantidades de lo que sueles comer, empezando a quitar en un principio la cuarta parte y luego casi la mitad. Come en platos pequeños y mastica con calma y despacio, para que además te parezca que comes más.

Haz ejercicios aeróbico: caminar, bailar, nadar, boxear, y deportes como tenis y baloncesto son excelentes para bajar de peso. Si no tienes tiempo para el ejercicio es porque tal vez ya eres muy activa, sobre todo si caminas y te mueves mucho en tu trabajo, y aún así hay días de descanso. Si no trabajas o si vas a la escuela no hay pretexto para no apartar media hora diaria.

Es importante añadir pesas a los ejercicios que haces. Las pesas tonifican los músculos, aceleran el metabolismo de pérdida de peso y ayudan a mantenerlo para no volver a subir. Hazlas dos veces por semana, empezando poco a poco para no lastimarte. (Si no estás acostumbrada a hacer ejercicio empieza poco a poco).

Sin embargo, esa media hora diaria de ejercicios puede ser poco efectiva si el resto del día te vuelves sedentaria. Hay que buscar estar activa, caminar más (mientras no te expongas a peligros), usar las escaleras en lugar del elevador, los quehaceres domésticos. Cómprate una cuerda de saltar y salta de vez en cuando durante el día.

Ejemplo de una dieta con unos horarios aproximados

Lo importante es que sea variada, equilibrada y baja en calorías.

DESAYUNO 8 a.m. Un huevo preparado con ejotes o nopales al gusto con 30 gramos de queso y 1 rebanada de pan integral. O avena o cereal con fruta.

COLACIÓN 11 a.m. 1 yogurt bajo en calorías y una fruta.

COMIDA 2 p.m. Un guisado a base de verduras, acompañado de media taza de arroz y media taza de frijoles o lentejas. O una carne como pechuga de pollo, pechuga de pavo o pescado acompañadas de verduras. Todo asado, cocido o freído con muy poco aceite.

MERIENDA 5 p.m. 1 fruta y un pan integral con una cucharada de mermelada light.

CENA 8 p.m. Una taza y media de cereal para mantener la línea, con 1 taza de leche descremada.

[anuncio1]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *