Dos sustancias mágicas que te ayudan a perder peso

Nota: Este artículo lo va a escribir un autor invitado, Jorge Flores, el entrenador de un gimnasio que tengo cerca de casa y con quien tengo una buena relación. Creo que puede ser interesante conocer la opinión de otras personas, y como ahora mismo no tengo mucho tiempo para escribir, le he pedido que aporte su grano de arena.

Hola a todos. Como ya ha dicho Silvia mi nombre es Jorge Flores y el artículo de hoy lo voy a escribir yo. Me gusta ir al grano, así que aquí está.

En toda la experimentación e investigación sobre el tema de nutrición para quemar grasa rápido, tener buena salud y estar en forma que he realizado durante más de 10 años, he descubierto 2 sustancias mágicas que pueden tener un efecto dramático sobre si quemas o no grasa y sobre si la recuperas o no, a las que te puedes aferrar como si fueran una fuente de seguridad.

De hecho, estas sustancias han estado por aquí desde el principio de los tiempos y me sorprende que no haya más personas que valoren su importancia como deberían. ¿Cuáles son estos agentes mágicos quemadores de grasa? Agua y Fibra. Permíteme explicarte la razón…

La explicación de su efecto

El agua

Todo mundo ha escuchado que el agua es importante para la salud, pero aún así, la mayoría de la gente no bebe suficiente agua. El agua también es vital para tus esfuerzos para quemar grasa y conservar un cuerpo delgado.

Después de todo, nuestros cuerpos están constituidos por alrededor de un 65%-70% de agua. El agua también evita que comas esos alimentos y refrescos azucarados poco saludables, ya que muchas veces cuando sentimos hambre, en realidad solo estamos deshidratados.

Necesitamos agua en nuestros cuerpos más de lo que necesitamos alimentos. El cuerpo puede sobrevivir mucho más tiempo sin comida, que sin agua. El agua es como la gasolina en los motores de nuestros carros.

Está involucrada en casi todos los procesos que tienen lugar en el cuerpo, desde la digestión hasta la absorción de nutrientes. También mantiene tu nivel de energía alto ya que previene la deshidratación.

Esto último es muy importante… la deshidratación acabará totalmente con tus probabilidades de quemar grasa, porque el cuerpo interpreta esto como un estado de choque. Dirige toda su atención a conseguir agua y deja de hacer otras cosas, como quemar grasa corporal para obtener energía.

Lo que sigue a continuación te enseñará el poder del agua. Intenta hacer este pequeño truco para quemar muchas más calorías… procura que la mayor parte del agua que consumes sea agua fría.

Primero, típicamente el agua fría sabe mejor, además cada vez que bebes 30 mil de agua fría, tu cuerpo debe de quemar alrededor de una caloría en el proceso de calentar el agua hasta que alcance la temperatura de tu cuerpo.

Puedes usar esto en tu beneficio para quemar muchas más calorías al día. Procura que tu ingesta de agua sea de 3 litros al día, de esta manera ¡quemarás 100 calorías extras y quemarás más grasa! ¿No te parece genial?

Además, añade algo de limón al agua… esto tendrá efectos positivos porque te ayudará a limpiar tu hígado. Esto último trae a colación otra clave para perder grasa… el cuerpo debe de funcionar de manera eficiente si deseas que queme grasa rápido… si tus órganos, especialmente tus riñones e hígado, están trabajando en conjunto con la mayor eficiencia, ¡te resultará más fácil quemar grasa!

Por lo tanto, al mantenerte hidratado ayudarás a que tus riñones operen perfectamente, y tu hígado podrá metabolizar la grasa almacenada para obtener energía.

La fibra

La otra sustancia mágica es la Fibra. La fibra retrasa la digestión y te hace sentir más lleno. Esto es muy importante para quemar grasa y para reducir los antojos, especialmente de alimentos cargados de azúcar, así como en la reducción de la cantidad de calorías que terminas comiendo a lo largo del día, lo cual provoca pérdida de grasa.

Grandes fuentes de fibra incluyen varios productos elaborados con granos enteros, frutas y vegetales, nueces y semillas, y frijoles. Por cierto, estos últimos son muy ricos en otros nutrientes que tu cuero anhela de manera natural… ¡sorpresa, sorpresa! Por otro lado, los alimentos procesados son fuentes pobres de fibra.

Los productos elaborados con harina fluorada blanca, entre ellos la pasta, caen en esta categoría. Asimismo, ten cuidado con los cereales altos en fibra ya que muchos de ellos también son altos en azúcar.

Además de sus beneficios quemadores de grasa, la fibra ha estado ligada a la prevención de diversos padecimientos incluyendo las enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer. ¡Esa es una gran ventaja que debemos tener en cuenta!

Por lo tanto, te ruego que pongas el agua y la fibra hasta arriba de tu lista de cosas por introducir en tu cuerpo. Si combinas ese enfoque con una dieta de alimentos ricos en nutrientes y un programa de ejercicios de resistencia realizado apropiadamente, emprenderás el camino que te llevará a quemar más grasa más rápido y a maximizar tu potencial genético para tener un cuerpo delgado, fuerte y sano.

Este truco que te he dado ya es conocido por toda la gente que conoce Sistema Venus (aquí puedes ver todo lo que te puede aportar), producto que por otra parte yo también recomiendo, pero he querido darle una vuelta de tuerca más a este conocimiento, por eso he creado este artículo (gracias a Silvia por permitirme escribirlo).

En caso de que no conozcas Sistema Venus, puedes ver aquí el gran análisis que ha hecho Silvia, para ver si este sistema es para tí o no.

Un saludo a todas y a todos.

Bueno, como habéis visto, Jorge tiene un gran conocimiento en temas de pérdida de peso y fue él quien me guió en mis primeros pasos, por eso quería devolverle un poco de todo lo que me ha dado permitiéndole escribir en mi blog. Nos vemos en el próximo artículo y si te ha gustado el artículo, compártelo en tus redes sociales favoritas para ayudarme a crecer ;).

Déjame tu comentario