sufrir efecto rebote

Las mejores dietas sin efecto rebote

sufrir efecto reboteEl efecto rebote es una de las mayores preocupaciones de todas las personas que en algún momento de su vida desean perder peso, ya que con el efecto rebote volveremos a recuperar el peso perdido en poco tiempo. Incluso en algunos casos subiremos más de peso que antes de comenzar la dieta.

Por eso lo importante es saber cuales son las causas del efecto rebote y cómo podemos evitarlo para conseguir un resultado óptimo en nuestra dieta.

¿Cuáles son las causas del efecto rebote?

Aunque existen varias causas, una de las principales es que la persona elimina los hábitos adquiridos durante la dieta y vuelve a sus anteriores hábitos, que fueron precisamente los que le llevaron a sufrir un aumento de peso.

Otra de las causas que nos encontramos es que esas personas han seguido una dieta poco equilibrada, generalmente alguna dieta “que está de moda”. Este tipo de dietas suelen eliminar determinados grupos de alimentos, causando un desequilibrio en nuestro cuerpo y un déficit nutricional.

Al sufrir este déficit durante la dieta, una vez terminada la misma, estas personas comienzan a comer mucho ese tipo de alimentos. Además su cuerpo comenzará a guardar más reservas por si en otra ocasión ocurre el mismo “problema” y esas reservas se almacenan en forma de grasa.

Las mejores dietas para evitar el efecto rebote

Sabiendo esto, las mejores dietas sin efecto rebote, serán las que realices cumpliendo estas características:

  • Planificar la dieta: Este es uno de los puntos esenciales. Debes saber cuantos kilos deseas bajar por semana. Recuerda que las dietas se miden en semanas y en meses, no en días.
  • No sigas ninguna dieta de moda: Este tipo de dietas te ayudan a perder peso rápido y por eso se vuelven tan populares, pero vas a recuperar tu peso en menos tiempo del que tardaste en bajarlo.
  • Una pérdida de peso progresiva: Las pérdidas de peso agresivas son como un boomerang: cuanto más rápido bajes de peso, más rápido lo recuperarás. Hay que armarse de paciencia para bajar peso poco a poco.
  • Practica ejercicio físico: Si me has leído más veces, sabrás que el ejercicio es un pilar básico en la bajada de peso. Es normal que las personas una vez conseguido su objetivo de pérdida de peso, dejen de realizar ejercicio y cambien sus hábitos de vida, por lo que su peso subirá rápidamente.
  • Haz vida social: He conocido casos de personas que no salían a comer por ahí porque estaban a dieta. Si sales a comer fuera, es probable que no cumplas tu objetivo diario y que te pases con las calorías en algún plato. ¡No pasa nada! Pero controla, que te pases en un plato no quiere decir que te puedas saltar todas las reglas, probar todos los platos, pedir un postre dulce, etc.
  • Cuando termines la dieta, sigue con una dieta de mantenimiento: Como su nombre indica, estas dietas, sirven para mantener tu peso. En muchos casos no se considera ni siquiera una dieta, ya que basta con consumir alimentos saludables y una cantidad de calorías que podamos quemar a lo largo del día.
Como regla general, lo saludable es bajar como máximo 2 kilos por semana. No compruebes tu peso a diario, ya que puede haber variaciones por la pérdida o la acumulación de agua.

Como has visto, estos son puntos que deben cumplir las dietas sin efecto rebote. Quizás se te haga un poco cuesta arriba planificar una dieta exacta que te permita perder peso y seguir disfrutando de las comidas. Si es así, te recomiendo que hagas click aquí para ver este video.

Si te han gustado estos consejos, te agradecería un +1, un Me Gusta o un tweet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *